Duqu, el nuevo Stuxnet

/ jueves, 20 de octubre de 2011 /



En un mundo en el que la informática ha cobrado mucha importancia es de imperiosa importancia para quien gobierna, para quien reúne poder entre sus manos tener un cierto control sobre él.

Es por esto que existen "herramientas" diseñadas esencialmente para incrementar el control y la supremacía de algunos frente a otros en el mundo informático.

Aproximadamente en junio de 2010 VirusBlokADA descubrió Stuxnet, un gusano informático que infectaba equipos Windows. Conocido como Stuxnet, se dedicaba a reprogramar controladores lógigcos pudiendo modificar sistemas industriales para obtener información "sensible".

Hoy nos ha sorprendido una noticia que informaba sobre la aparición de su substituto, el que se ha conocido como Duqu. Un virus con una arquitectura similar a Stuxnet, con partes del código sospechosamente similares al de Stuxnet, lo que hace pensar que los creadores de Duqu sean los mismos o hayan tenido contacto con los creadores de Stuxnet.

El virus Duqu no se reproduce como lo haría un virus gusano pero tiene un comportamiento muy sofisticado, sorprendentemente novedoso (información sobre su comportamiento) y dificil de comprobar ya que dispone de "certificado digital de confianza". En lugar de destruir los datos de un sistema o intentar extraerlos, Duqu recaba información sobre el sistema huésped y la devuelve a un servidor remoto; pasados 36 días el virus se autodestruye.

El objetivo de este virus es recabar información para el diseño de ataques con una alta efectividad sobre sistemas inicialmente bien protegidos.

Lo curioso de esta noticia es que hay fuentes que adjudican la autoría de Stuxnet a los servicios secretos estadounidenses e israelíes. Tirando del "hilo" todo apunta a que éste nuevo virus pueda tener un origen similar y tras él esconderse los intereses y el control por parte de las "grandes potencias".



Esto recuerda a la filtración hace unos años de un software creado por el gobierno de los estados unidos (OEV) para crear perfiles en redes sociales lo suficientemente creíbles como para poder desatar revueltas en determinados países mediante la incitación a la movilización. Líderes virtuales de las revueltas populares que se están desatando actualmente en muchos de los países árabes con abundantes y valiosas reservas petrolíferas. Reservas que a algunos no les interesa que estén bajo el control de sistemas políticos totalitarios y motivo por el cual están siendo derrocados, punto y a parte del sentimiento de opresión de sus respectivos pueblos.



Esta trama de hilos de control, manipulación y difamación son los que organizaciones como Wikileaks se dedica a difundir, contra las que los poderosos luchan y con las que todo aquel que ansíe un poco de libertad debería luchar.

1 comentarios:

{ Nugvy } on: 24 oct. 2011 11:38:00 dijo...

Es decir, ¿que recaban información acerca de nosotros, y además se hacen pasar por personas para manipularnos?

Supongo que lo más contundente sería no tener redes sociales, y desconfiar de cualquier propuesta de desconocidos en estas, pero...
sin ser tan radicales (pues estas también tienen su utilidad, y las propuestas pueden ser ciertas y útiles), ¿qué podemos hacer?

Publicar un comentario

Coméntanos

Archivo del blog

Internautas

 
Copyright © 2010 Ciberactivismo, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger